Share on Facebook9Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Es un video que resulta más repulsivo que atractivo. Bizarro, extraño, extravagante, cualquier calificativo alusivo a lo raro, incomprensible y/o anormal es bienvenido para referirnos al más reciente trabajo que nos presenta Tommy Cash: Winaloto.

Sobre el artista ya se ha dicho bastante, que es un rapero estonio, no tiene nada que ver con el hermano de Johnny Cash, que está dando de qué hablar en Europa del Este, en fin. Aquí no hablaremos del artista, pero sí de este nuevo videoclip catalogado como perturbador.

El protagonista es eso que no terminamos de conocer, que se nos muestra poblado de erotismo, sensualidad, belleza y misterio: el cuerpo humano. Quizás por eso la estética enrevesada de este video que no resulta precisamente “agradable”. Montañas movedizas de cuerpos desnudos femeninos y masculinos, barrigas y nalgas (de gente de varias contexturas, con estrías, flácidas, etcétera) utilizadas como instrumentos percusivos, esculturas humanas, la cara de Cash en una entrepierna de mujer, y así se van levantando diferentes paisajes que nos invitan a descifrar, primero, la forma y, segundo, el mensaje.

Creemos que Cash no quiso hacer un video “encantador” ni “bonito”. Y si revisamos sus trabajos audiovisuales anteriores, como el no menos inquietante Leame me alone, donde hasta juega con el suspenso, una vez más podemos afirmar que su búsqueda es otra, encaminada a la estética de lo grotesco.

Sin duda que al rapero que no interesa hacer videos agradables, sino todo lo contrario, que den una bofetada, que nos sacudan de prejuicios y posturas conservadoras, tal y como se observa en Winaloto. El cuerpo humano es expuesto como herramienta musical, objeto del deseo y, finalmente, como obra de arte. El cuerpo humano sin poses ni adornos. El cuerpo humano al desnudo.

En el fondo, Cash hace críticas a través de sus videos al develar también formas anquilosadas de pensamientos o denunciar situaciones sociales. No tiene por qué gustar su estilo, como sucede con todo creador, pero de que hay arte lo hay.

Share on Facebook9Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.