Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

“Están aquellos que creen en mi inocencia. Están aquellos que creen en mi culpabilidad. Conmigo no hay un punto intermedio. Y si soy culpable, significa que soy la figura más temible de todas, porque no soy la obvia. Pero, por otro lado, si soy inocente, significa que cualquiera es vulnerable. Es la pesadilla de todos. O soy una psicópata disfrazada de cordero, o soy tú”

Con estas palabras comienza el documental de Netflix Amanda Knox, que se centra en el caso de esta norteamericana acusada de un dantesco y misterioso asesinato, cuyas circunstancias, hasta el día de hoy, siguen sin aclararse.

En el film, la joven Amanda Knox expone los eventos que condujeron a su condena en un tribunal de Perugia, Italia, acusada del asesinato de su compañera de piso, así como a su posterior liberación, cuatro años después, tras ser exonerada de todos los cargos.

El caso de Amanda Knox reunió todos los elementos para que la prensa se obsesionara de una manera casi enfermiza. Por un lado, la hermosa estudiante norteamericana de intercambio involucrada en un sórdido asesinato de otra joven británica, llamada Meredith Kercher. El novio italiano de Knox, de cara infantil y ojos tímidos, llamado Raffaele Sollecito. Rudy Guedé, criminal de poca monta de origen africano. Así como Giuliano Mignini, el implacable fiscal que llevó a Knox a la cárcel. Este último un personaje absolutamente feliniano.

Se trata de un documental de suspenso, donde una Amanda Knox, siempre con mirada profunda y triste, reflexiona sobre aquella espantosa vivencia, mientras paralelamente uno de los periodistas que cubrió el caso expone entre risas la cara más sensacionalista de la prensa. Mignini, por su parte, presenta una visión romántica e idealizada del caso, presentando a Knox como una seductora femme fatale capaz de convencer a su novio, de apenas cinco días, a ser cómplice en aquel asesinato.

Aún si no se está familiarizado con el personaje central, se trata de un documental apasionante que evoca las mejores novelas de Arthur Conan Doyle y Agatha Christie. Además es una película capaz de brindar diversas conclusiones entre la audiencia. No en vano, tras haber sido presentado, continúa la discusión: ¿Es Amanda Knox culpable?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.