Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Recientemente fue estrenado en España el documental Backstreet Boys: Show ‘Em What You’re Made Of, que presenta la reunión de la banda en 2012, y a partir de allí explora sus orígenes, trayectoria y separación, a medida que se preparaban para una nueva gira que posteriormente llevaron a cabo ese año.

Mucho edulcorante, momentos reality y sobreactuación. Sin embargo, aquí algunas frases y conclusiones que hacen que valga la pena ver este film:

“En 1995 Estados Unidos salía de la Guerra del Golfo, y necesitaba algo que le subiera la moral. Entonces llegamos nosotros” Howie D dice esto sin ningún ápice de cachondeo una escena de la película.

El manager y creador de Backstreet Boys, Lou Pearlman, detenido en Indonesia en 2007 y extraditado y condenado a 25 años de prisión en Estados Unidos en 2008 por fraude, lavado de dinero, y otros cargos similares, concibió también a N’Sync, por lo que no sólo diseñó una banda exitosa sino además su posterior competencia. Desde luego, fiel a su reputación, estafó a ambas.

En una escena del film Nick Carter visita la casa donde vivió en su juventud en un suburbio de Florida, a la vez que comenta entre sollozos que todos los que crecieron con él están presos, muertos o sumergidos en las drogas. La infancia y juventud que describe, violenta e inestable, evoca historias de personajes como 50 Cent, DMX u Ol’ Dirty Bastard, muy alejados musicalmente de lo que hacía Carter. No sé cuánto de cierto habrá en sus afirmaciones, si bien el área donde relata todo aquello no difiere mucho de un suburbio de clase media de la Norteamérica rural.

Durante la preparación de la gira de 2012 la voz de Brian Littrell comenzó a fallar peligrosamente, lo que llevó al grupo a varias discusiones muy acaloradas retratadas en la película. Si bien algunas pecan de conflicto de reality show, que se notan actuados o exagerados, Littrell pide entre gritos la misma comprensión que él brindó a A.J. McLean cuando estaba enganchado a la cocaína y al licor.

La mayoría de la banda cayó en las drogas, el alcoholismo y, desde luego, en la promiscuidad sexual.

Puede que en Backstreet Boys: Show ‘Em What You’re Made Of los integrantes de la banda se tomen demasiado en serio a sí mismos. Sin embargo, este documental no es para tomárselo como tal, de hecho puede ser una experiencia banal pero hilarante. Y es que si quieres encontrar profundidad y contenido quizás la música de Backstreet Boys no es el mejor sitio donde buscar. Partiendo de allí puedes escoger si ver el documental o no.

Backstreet Boys: Show ‘Em What You’re Made Of fue presentado en Barcelona en el festival Beefeater In-Edit.

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.