Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Siempre hizo lo que quiso. Y quiso hacerlo a su manera y de la mejor forma. Su muerte no ha sido diferente de su vida: una obra de arte. Hizo Blackstar para nosotros, su regalo de despedida. Durante un año supe que esta era la manera en que se marcharía. Sin embargo, no estaba preparado para ello. Fue un extraordinario hombre, lleno de amor y vida. Siempre estará con nosotros. Pero ahora, es apropiado llorar.

Con estas palabras se despedía Tony Visconti de su amigo David Bowie. Visconti, quien fue productor de gran parte de su discografía, revelaba así que Blackstar, publicado tres días antes de su muerte, era su despedida y que quizás Lazarus, el último sencillo, era su epitafio.

Para las dudas, el vídeo de Lazarus.

Es imposible hablar de la carrera de David Bowie sin quedarse corto, por eso nos limitamos a su despedida. No hace falta recurrir a LowDiamond Dogs, HeroesThe Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars un día como hoy, el maestro nos regaló un disco nuevo, pero ante todo maravilloso, para despedirlo. Genio hasta final.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.