Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hoy un tribunal de Londres dictará condena contra siete pensionistas que en Semana Santa de 2015 se llevaron un botín de oro, joyas y dinero en efectivo valorado en casi 18 millones de euros del barrio de los diamantes de la capital británica, en lo que se conoce como el el robo de joyas más grande de la historia de Inglaterra.

Todos los medios y agencias de noticias estarán pendientes de lo que ha sido -y probablemente lo fue- un robo de película, digno de un thriller o una tragicomedia.

El pasado jueves tres de los siete jubilados que se sentarán hoy en el banquillo fueron declarados culpables por su participación en el audaz robo contra las cajas de seguridad del distrito joyero de Londres, Hatton Garden.

Un jurado de un tribunal de Londres declaró culpables a Carl Wood, de 58 años, y William Lincoln, de 60, de conspiración para cometer un robo, y de ocultar y convertir bienes de origen criminal.

Hugh Doyle, de 48 años, también fue hallado culpable del segundo cargo, mientras un cuarto hombre, Jon Harbinson, de 42 años, fue absuelto de los dos delitos.

Otros cuatro hombres: John Collins, de 75 años, Daniel Jones, de 60, Terrence Perkins, de 67 y Brian Reader, de 76, se declararon culpables de conspiración para robar.

El guión del robo es digno de una película de Hollywood como Ocean’s Eleven, pero con un elenco de una edad media de 61 años, en vez de George Clooney o Brad Pitt.

Aprovechando el fin de semana largo de Pascua a principios de abril de 2015, los ladrones penetraron en la cámara acorazada de la empresa Hatton Garden de Londres.

Disfrazados como empleados del gas, descendieron por el hueco del ascensor y perforaron tres grandes agujeros en las paredes de medio metro de hormigón de la cámara de seguridad, gracias a un taladro industrial de diamante.

Una vez dentro, desvalijaron 73 cajas de seguridad, la mayoría de los joyeros de la zona.

Tan sólo se ha recuperado un tercio del botín, y uno de los sospechosos sigue a la fuga.

Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.