Asesinos, “selfies” y Snapchat

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

FRANCE-US-IT-INTERNET-SECURITY-SNAPCHAT

Un muchacho de solo 16 años está desde el fin de semana acusado del asesinato de un compañero de colegio y posar con el cuerpo de la víctima en la forma de un “selfie” o autofoto que hizo circular en la aplicación Snapchat según el reporte policial del cual hacen eco distintos medios de prensa en Estados Unidos.

La Policía en Jeannette (Pensilvania, EE. UU.) tiene detenido a Maxwell Marion Morton de 16 años por dispararle a la cara a Ryan Mangan, también de 16 años. Luego de esto, el acusado se tomó un autoretrato con el cuerpo de Mangan el cual subió a Internet con la aplicación Snapchat; un programa para teléfonos móviles el cual permite enviar imágenes que, en segundos, desaparecen del teléfono de donde salieron cuando ya llegan al destinatario.

Según reporta el diario Pittsburgh Tribune-Review, Morton le envió la fotografía a un amigo quien la guardó en su teléfono antes de ser borrada. Este se la mostró luego a su madre quien a continuación se le entregó a las autoridades. Sobre esta prueba, la Policía impuso los cargos y detuvo a Morton quien permanece recluido en un centro penal. El muchacho también es acusado por posesión de arma de fuego en manos de un menor.

Morton ha confesado el asesinato luego que los agentes hallaron el viernes en su casa un arma calibre 9 milímetros escondida bajo las gradas del sótano de su hogar y además otras partes del arma en la habitación del adolescente.

“La Policía recibió una copia de la imagen que muestra a la víctima sentada en una silla con una herida de arma de fuego en la cara”, indica una declaración jurada de la Policía. “También muestra a un hombre negro tomando la imagen ( selfie) con su cara frente a la cámara y la víctima detrás. La imagen dice Maxwell en la parte superior”, agrega el texto.

Investigadores de todo el mundo han utilizado mensajes en redes sociales para vincular a sospechosos de sus crímenes. En algunos casos, los ladrones han tomado selfies con teléfonos u otros dispositivos que han robado, sin darse cuenta que las fotos automáticamente suben a las cuentas de los propietarios. En otros casos, la Policía ha hallado fotos que los delincuentes tomaron de sí mismos durante o poco después de la comisión de delitos.

Citada por el Pittsburgh Tribune-Review, Pamela Rutledge, directora del Centro de Investigación de Sicología de Medios (Santa Barbara, California), señaló que este caso despierta interrogantes más en términos de patología criminal que de tecnología.

“Los perpetradores en necesidad de validar su poder o propia importancia han usado toda clase de comunicaciones para jactarse de sus actividades criminales desde reuniones locales hasta redes sociales como Facebok”, señaló Rutledge quien, no obstante, habló en términos generales al desconocer el contexto de este caso específico.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on Tumblr0Email this to someone

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.